Superposición del sitio

Un Mundo de Narices

Cuando Julia y yo ideamos esta historia, por allá en 2015, no sabíamos la de vivencias y anécdotas bizarras que nos depararía. Cuando llegó la pandemia tomamos la decisión de autopublicarnos ‘Fanguito, Lavandina y el Mundo de los Olores‘, que así se llamaba, y lo hicimos en castellano y en catalán. Pero después de mucho conversar, reflexionar y observar el mundo editorial actual hemos decidido hacerle al cuento un restyling total, cambiando el formato ySeguir leyendoUn Mundo de Narices